Páginas vistas en total

domingo, 22 de noviembre de 2009

La botica casera: AFONÍA Y OTRAS AFECCIONES DE GARGANTA


Las molestias en la garganta son síntomas habituales del resfriado y son muy frecuentes en niños y jóvenes. También otros factores, como el humo del tabaco o la contaminación, o bien, la necesidad de hablar durante muchas horas seguidas, producen irritaciones en la garganta. Para que una infección leve no degenere en una faringitis y también para la pérdida de voz, hay remedios caseros eficaces y fáciles de preparar.

MACERADO DE CEBOLLA Y LIMÓN

Ingredientes:

  • 1 cebolla roja no muy grande
  • 1 limón

Preparación:

Cortar la cebolla en pequeños trozos y mezclarla con el jugo de limón en un recipiente. Añadir agua hasta cubrir la cebolla.
Dejarlo macerar toda la noche. Filtrar y verter el líquido en un vaso.

Forma de tomarlo:


Tomar con una pajita muy despacio para permitir que la acción antiinflamatoria y antibiótica de esta mezcla produzca el efecto deseado.



INFUSIÓN DE TOMILLO, LIMÓN Y MIEL

Ingredientes:

  • tomillo
  • miel
  • agua
  • zumo de medio limón (o entero)

Preparación:

Escaldar el tomillo en el agua, dejar rreposar diez minutos y colar. Añadir el zumo de limón y la miel.

Forma de tomarlo:

Es importante beber muy lentamente la infusión con una pajita introduciéndola tanto como sea posible y dirigiendo la preparación hacia las zonas dolorosas e inflamadas de la garganta.

* El tomillo es un arbusto de las regiones mediterráneas cuyo agradable aroma es aprovechado desde la antigüedad para perfumes y colonias.
Del tomillo se aprovechan las flores y las hojas, que deben recogerse en primavera y secar en lugar ventilado. Sus efectos terapéuticos son muchos: Es estimulante, por lo que favorece la digestión y la circulación. Asimismo, es usado como antiséptico y como expectorante. Por ello, se recomienda en cualquier afección de garganta y bronquios.


CONSEJOS DE LA ABUELA... (agua y aceite)


Un remedio rápido para la infecciones de garganta es la ingestión -a sorbos cortos- de medio vaso de agua caliente con siete gotas de extracto de propóleo o aceite.



No hay comentarios:

Publicar un comentario