Páginas vistas en total

lunes, 14 de diciembre de 2009

Cálculos biliares según la Medicina Tradicional China



Existen dos tipos de cálculos en la vesícula biliar: los cálculos de colesterol y los cálculos de pigmentos. El 80 por ciento de los cálculos en la vesícula son de colesterol. El tamaño de los cálculos puede ser desde el de un grano de arena o de sal al de una pelota de golf. Una persona puede tener un solo cálculo o varios cientos.

Se cree que los cálculos de colesterol se forman cuando la bilis contiene demasiado colesterol, demasiada bilirrubina o pocas sales biliares, o cuando la vesícula biliar no se vacía como debiera por alguna otra razón.

Los cálculos de pigmentos tienden a desarrollarse en las personas que padecen cirrosis, infecciones de las vías biliares y trastornos sanguíneos hereditarios como la anemia de células falciformes. Las causas de este tipo de cálculos no se saben con certeza.

Al principio, la mayoría de los cálculos no causan síntomas. Sin embargo, cuando los cálculos aumentan de tamaño o cuando empiezan a obstruir las vías biliares, pueden aparecer síntomas o "cólicos". Los cólicos biliares suelen aparecer después de comer alimentos grasos por las noches. A continuación se enumeran los síntomas más comunes de los cálculos en la vesícula. Sin embargo, cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Dolor fuerte y continuo en la parte superior del abdomen que aumenta de intensidad rápidamente y que puede durar desde 30 minutos hasta varias horas
  • Dolor en la espalda entre los omóplatos
  • Dolor en el hombro derecho
  • Náusea
  • Vómito
  • Fiebre
  • Escalofríos
  • Ictericia
  • Sentirse abotagado
  • Intolerancia a los alimentos grasos
  • Eructos o gases
  • Indigestión.

Las personas que sufran los siguientes síntomas deberían consultar a su médico inmediatamente:

  • Sudor
  • Escalofríos
  • Fiebre leve
  • Color amarillo (ictericia) de la piel o del blanco de los ojos
  • Heces del color de la arcilla.

Algunas personas con cálculos en la vesícula biliar no presentan ningún síntoma. Estos cálculos reciben el nombre de "cálculos silenciosos" porque no afectan al funcionamiento normal de la vesícula biliar, el hígado ni el páncreas y en la mayoría de los casos no necesitan tratamiento.

Los síntomas de los cálculos en la vesícula biliar pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos como un ataque al corazón, apendicitis, úlceras, síndrome del intestino irritable, hernia de hiato, pancreatitis o hepatitis. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

De acuerdo con la MEDICINA TRADIONAL CHINA, el estancamiento de Qi de Hígado impide que la bilis sea secretada apropiadamente o lo sea de forma insuficiente. Esto lleva a una acumulación de Humedad Calor en la Vesícula Biliar y con el tiempo, la formación de cálculos biliares.

La diferenciación de síndromes según la MTC en la formación de cálculos biliares obedece a dos patrones:

  • Estancamiento de Qi de Hígado: Distensión y dolor en hipocondrio (la primera más marcada que la segunda), depresión, mal humor, eructos frecuentes, suspiros, patrón emocional evidente, sin sensación de opresión en el pecho y sin fiebre. Lengua con capa fina y amarilla. Pulso de cuerda.

Terapia herbal según la MTC:

CHAI HU SHU GAN TANG “Polvo que dispersa el Qi (energía vital) de Hígado”

  • Bupleurum chinense
  • Paeonia lactiflora
  • Citrus aurantium (fruto inmaduro)
  • Ligusticum chuanxiong
  • Cyperus rotundus.
  • Glycyrrhiza uralensis

  • Humedad Calor en Hígado y Vesícula biliar (H/VB): Dolor y plenitud en el hipocondrio, sabor amargo y pegajoso en la boca, falta de apetito, sensación de plenitud y opresión en el epigastrio y en el pecho, náuseas, vómitos, esclerótica amarilla, fiebre e ictericia. Lengua con capa muy pegajosa y amarilla. Pulso: resbaladizo.

Terapia herbal según la MTC:

DA CHAI HU TANG “Decocción principal de Bupleurum” - “Decocción de Bupleurum para regular Shao Yang y Yang Ming”

  • Bupleurum chinense
  • Scutellaria baicalensis
  • Citrus aurantium (fruto inmaduro)
  • Rheum palmatum
  • Pinellia ternata .
  • Paeonia lactiflora
  • Zingiber officinale (fresco)
  • Ziziphus jujuba (fruto)


La acupuntura puede ser utilizada para facilitar la expulsión de los cálculos biliares. Es importante, sin embargo, obtener la sensación de Qi y manipular la aguja en dispersión muy fuertemente. Las agujas deben mantenerse durante más de 40 minutos y manipularse a intevalos. El tratamiento debe administrarse diariamente durante 10 días

Es muy importante un correcto diagnóstico y diferenciación de síndromes para el tratamiento de cualquier patología en MTC.

Preparaciones con plantas para el tratamiento de las piedras en la vesícula


La vesícula es un saco en forma de pera cuya función es almacenar la bilis que produce el hígado. Durante la digestión, la vesícula se contrae y expulsa la bilis a través del conducto biliar (colédoco) hacia el duodeno. La función de la bilis es digerir las grasas.

Un CÁLCULO BILIAR o PIEDRA EN LA VESÍCULA (Litiasis biliar) es una concreción que se forma en la vesícula al sedimentarse cristales de calcio, el exceso de colesterol y la bilirrubina que estaban disueltos en la bilis. Puede no tener síntomas o presentar episodios muy dolorosos (cólicos biliares), lo que suele ocurrir cuando las piedras se desplazan desde la misma vesícula a los conductos biliares. En el caso de no disolverse, puede afectar tanto a la misma vesícula como al hígado o al páncreas.

Aunque muchos de los cálculos se disuelven espontáneamente sin presentar síntomas, otros son causantes de grandes ataques dolorosos que pueden suponer un riesgo para la salud del paciente.

Los síntomas de un posible cólico biliar requieren siempre la atención del médico para que diagnostique su existencia y dictamine el tratamiento más adecuado a seguir.

SÍNTOMAS:

Dolor abdominal, dolor de espalda u hombros, nauseas, mareos , gases, fiebre poco alta, dolor en el esternón, coloración amarillenta de la piel, etc.

CAUSAS:
  • Exceso de colesterol
  • Obesidad.
  • Ciertas enfermedades como: la diabetes, la anemia, enfermedades del páncreas...
  • Alimentación inadecuada: Una alimentación inadecuada, rica en grasas y con poca fibra favorece la formación de cálculos biliares.
  • Tóxicos: Alcohol – Tabaco…


FITOTERAPIA

(Preparaciones con plantas para el tratamiento de las piedras en la vesícula)

La función principal de la fitoterapia en el problema de los cálculos biliares consiste en utilizar aquellas plantas cuya finalidad se traducirá en:


  • Utilizar plantas antiespasmódicas y sedantes para que disminuyan el dolor causado por los cólicos biliares.
  • Utilizar plantas diuréticas para incrementar el volumen de líquido lo que favorece la no formación de piedras.
  • Plantas que prevengan la formación de cálculos biliares.

Uso Interno:

  • Perejil: ( Petroselinum crispum) Es uno de los mejores diuréticos - incrementa la micción - por lo que es muy útil para evitar la formación de cálculos, ya que permite la expulsión de la arenilla a través de la orina antes de que esta sedimente y se compacte en forma de de cálculo. (Decocción de una cucharadita de raíz seca. Dejar reposar durante 1/4 de hora y tomar un par de tazas al día) (Exprimir la planta tierna y tomar un par de cucharadas al día. También se vende el zumo en farmacias y herbolarios)
  • Ortiga: (Urtica dioica) Otra planta muy indicada para aumentar la producción de orina por lo que, al igual que el perejil, puede ayudar a evitar la formación de piedras.
  • Diente de león (Taraxacum officinale) Es una de las plantas que más estimula la producción de orina. Hasta el punto que su nombre vulgar en catalán pixallits (Mea camas) hace referencia a este aspecto. De ahí que su uso es muy adecuado en aquellos casos en que resulte interesante eliminar tanto agua - hidropesía y obesidad - como en aquellos en los que resulta fundamental eliminar toxinas de la sangre - colesterol, ácido úrico, diabetes, etc., y favorecer la expulsión de las piedras del riñón. (Infusión de las hojas secas. Tomar 3 tazas al día. La misma infusión también puede realizarse con la mezcla de hojas más raíces).
  • Maíz (Zea mays) Las barbas o estigmas del maíz constituyen uno de los mejores diuréticos naturales. (Decocción de 5O g por litro de barbas de maíz durante 20 minutos. 4 tazas al día).
  • Berro: (Nasturtium officinale) El uso de esta planta puede ayudar a prevenir la formación de piedras en el riñón o la vesícula. Sin embargo, se utiliza como preventivo más que como curativo dado que no debe administrarse cuando los la vesícula o los riñones se encuentran inflamados pues puede aumentar la inflamación. (Comer la planta fresca en ensaladas).
  • Pino: (Pinus sylvestris) La capacidad diurética de esta planta puede resultar muy adecuada para el tratamiento de las piedras en la vesícula. (Decocción durante 10 minutos de 5 cucharadas de de hojas secas por litro de agua. Dejar enfriar y beber 3 tazas al día).
  • Celidonia (Chelidonium majus) Especialmente indicada para los problemas biliares, como cálculos o insuficiencia ( Preparadas de esta planta de venta en farmacias o herbolarios de acuerdo al prospecto).
  • Cardo mariano ( Silybum marianum ) Ayuda a que no se formen piedras en la vesícula ( 1 ml de tintura 3 veces al día).
  • Menta: (Mentha ssp. ) Cualquier variedad de menta posee propiedades calmantes, muy útiles para reducir el dolor agudo provocado por un cólico nefrítico o biliar.
  • Malvavisco: (Althaea officinalis) Al igual que la menta tiene propiedades calmantes y antiinflamatorias que se utilizan tanto para el aparato urinario como para el respiratorio ( Un par de cucharaditas al día de polvo de raíz seca, mezclada en jalea o miel para que resulte agradable).
  • Cúrcuma (Curcuma longa) Utilizada para disminuir el tamaño de las piedras o evitar su formación. Es un condimento y un colorante que se obtiene del polvo de la raíz seca y que se utiliza para sazonar ciertos platos. Es uno de los ingredientes del curry, junto con el coriandro, el jengibre, el cardamomo, la mostaza o el comino. (Comer curry o utilizar cúrcuma para sazonar las comidas)

Uso externo:

  • Rábano blanco: Aplicación de una loción sobre la zona dolorida con el jugo de rábano blanco. Puede resultar contraproducente en ciertas personas sensibles a esta planta, por lo que se impone probar el remedio durante un breve tiempo. Nunca mantener en el sitio por más de 20 minutos.
  • Trébol: (Trifolium pratense) Se utiliza para realizar un ungüento que calma el dolor. (Realizar una decocción a fuego lento de flores tiernas en agua hasta que el agua se evapore formando una pasta espesa que se combina con cera de abeja y se guarda en un tarro de cristal bien cerrado)
  • Romero (Rosmarinus officinalis ) constituye un buen calmante y relajante. Las infusiones de las sumidades floríferas secas pueden calmar el dolor. De igual manera, si añadimos un puñado de planta seca al agua de baño, nos relajará y nos aliviará.