Páginas vistas en total

martes, 13 de octubre de 2009

EL YIN Y YANG DE LA DIABETES

El Yin y Yang son principios que establecen que todo lo que existe está compuesto de opuestos y elementos mutuamente dependientes.
El principio del Sanjiao se utiliza en el diagnóstico de las enfermedades y la Medicina Tradicional China lo llama “órgano con nombre pero sin forma”, dado que Sanjiao no tiene una ubicación determinada dentro del cuerpo sino una función relacionada con el equilibrio del Qi (o energía vital) y el metabolismo. Una enfermedad se clasifica de acuerdo a su ubicación en el Jiao alto, medio o bajo. Esto se refiere a la parte superior, media e inferior del cuerpo, respectivamente. Cada Jiao también corresponde a un conjunto de órganos.
Este sistema se utiliza principalmente en la práctica de la medicina china a base de hierbas.


¿Cómo ve la medicina china la diabetes?

En la medicina china, a la diabetes se la conoce como XIAO KE (Xiāokě 消渴) o síndrome de desgaste de sed. La causa del síndrome de pérdida de sed se entiende por una deficiencia del Yin, junto con un agente patógeno de calor que afecta a los Pulmones, el Estómago y los Riñones. Cuando el Yin es deficiente, se produce calor. Cuando está presente el calor “se quema” el Yin. Los síntomas más comunes de la diabetes son exceso de sed, de hambre y de micción, relacionados respectivamente con la parte superior, media e inferior. La diabetes a menudo se relaciona con los patrones de desgaste de sed del joao superior, medio e inferior. Todos estos están asociados con la deficiencia del Yin.
En la medicina china se entiende que las personas que consumen alcohol, dulces, alimentos muy grasos, y además, llevan un estilo de vida sedentario, tienden a desarrollar xiao ke; Las alteraciones emocionales también pueden contribuir a xiao ke; Una deficiencia de Yin puede caracterizarse por letargo, debilidad, y una complexión pálida. De este modo, los canales de energía se bloquean produciéndose un estancamiento de la sangre en el cuerpo. Eventualmente, se genera calor tóxico que consume los fluidos de los órganos vitales, causando el mal funcionamiento del órgano y la falta de armonía entre el Pulmón, el Estómago y el Riñón.


¿Cómo se trata la diabetes?

La medicina china individualiza el tratamiento para abordar los síntomas del paciente, los patrones de falta de armonía, y las áreas de deficiencia. Un examen de la medicina china incluye: mirar, escuchar u oler, tocar, preguntar, examinar la forma, el color y recubrimiento de la lengua, el color y la expresión del rostro, el olor de la respiración y del cuerpo, y la fuerza, el ritmo y la calidad del pulso.

Las plantas chinas pueden ayudar a reponer las deficiencias de Yin que contribuyen a la diabetes. Dependiendo del caso específico, se prescriben hierbas que estimularán el Yin en los Pulmones, el Estómago, el Bazo y los Riñones. También puede emplearse acupuntura.

La medicina china hace hincapié en una alimentación y nutrición adecuadas. Las propiedades energéticas de los alimentos, en vez de su contenido nutricional, determinan su efectividad terapéutica. Por ejemplo, se dice que las espinacas son refrescantes, fortalecen los órganos, sacian la sed, y estimulan la micción. Los brotes de bambú y el bok choy (verdura muy popular en china, a medio camino entre el apio y la lechuga romana) también tienen un efecto de enfriamiento. El apio tonifica los riñones y disminuye el calor. El melón de invierno es muy eficaz en la regulación del azúcar en la sangre.

Los medicamentos herbales chinos son una parte esencial en el tratamiento de la diabetes. La hierbas más eficaces y no tóxicas incluyen los arándanos, el melón amargo, la cebolla, el ajo, el fenogreco (bueno para el ayuno y la reducción de los niveles de azúcar después de las comidas), el Ginkgo biloba (mejora el flujo de sangre en los brazos, piernas y dedos de las manos y los pies), y el ginseng.




Linda Ho y Matthew Robertson

No hay comentarios:

Publicar un comentario