Páginas vistas en total

martes, 24 de julio de 2012

Qì gōng 氣功 - La salud es equilibrio



El Qì gōng 氣功 alude a una diversidad de técnicas  relacionadas con la medicina china tradicional, que comprenden la mente, la respiración y el ejercicio físico. El Qì gōng se practica, generalmente, con objetivos orientados al mantenimiento de la salud, pero también en algunos casos, se puede prescribir con objetivos terapéuticos específicos.

El carácter chino significa ‘aire o gas’ y tiene un significado similar al del pneuma de la Grecia antigua o el prana de los hinduistas; gōng significa ‘trabajo’ o ‘técnica’. El Qì gōng 氣功 por tanto se puede traducir como ‘el trabajo de la respiración’.

La práctica del qìgōng  se propone tres procesos (San Tiao) en el que los unos interaccionan con los otros buscando una armonía entre los tres como si se tratase de la interpretación de una canción en la que interviniesen tres instrumentos. Estos procesos son: 

  1. Regulación del cuerpo.
  2. Regulación del estado mental y de las emociones
  3. Regulación de la respiración para regular los Tres Tesoros (San Bao): 
    • la esencia (Jing)
    • el aliento (Qi)
    • y el espíritu (Shen).

En cuanto a las opiniones y reacciones que suscita la práctica del Qì gōng son diversas. La mayoría de médicos occidentales, algunos profesionales de la medicina china tradicional, así como el gobierno de China, vemos el Qì gōng como una técnica con beneficios para la salud debido a la práctica de ejercicio físico y a la educación de la respiración y la mente.  Hay diversos estudios médicos que avalan algunos beneficios atribuidos a la práctica del qìgōng.  no obstante, no se trata sólo de mover los brazos de determinada manera, o hacer complicadas respiraciones, o estimular determinados meridianos con movimientos que imitan animales, etc. Esto puede ser simplemente una gimnasia física y no alcanzar nunca el estrato energético.  Para practicar Qì gōng es necesario ser adiestrado por alguien cualificado, tener mucha constancia y trabajar a ser posible a diario o siempre que nos sea posible.



 ¡Dedícale tiempo!


No hay comentarios:

Publicar un comentario